Todo sobre entrenamiento en un mismo lugar. Artículos, Novedades, Planes de entrenamiento. Información, Tecnología, Videos

7 nov. 2011

Nota publicada en valeriamag.com



PREPARARSE PARA EL VERANO

Con la llegada de la primavera, surge un común denominador: cuidarse para llegar bien al verano. Entonces se llenan los parques de gente haciendo ejercicio, los médicos reciben más consultas y los gimnasios obtienen más clientes que quieren ponerse en forma.

El primer paso, suele ser hacer dieta o comer "más" sano. Hay muchos que recurren a dietas antiguas y otros que hacen dietas accesibles, de libros o Internet, olvidando que cada persona, antes de alterar la ingesta de alimentos, debe consultar a un nutricionista quien debe medir la cantidad de grasa a reducir y recomendar un plan de alimentación especializado según el caso. Es importante la consulta médica y un seguimiento mensual, porque si bien hay dietas que a simple vista parecen sencillas, pueden ocasionar problemas graves de salud y además, un descenso acelerado de peso, imposible de sostener con el paso de los meses.

La clave es comer sanamente siempre y no condenar al cuerpo a estar bien solamente cuando hay que usar bikini. Hernán Paganini, Profesor Nacional de Educación Física y miembro de la REDAF (Red Nacional de Actividad Física y Desarrollo Humano) agrega además que "la dieta sola no alcanza. Cuando una persona quiere bajar de peso lo primero que piensa es en hacer dieta, reduciendo la cantidad de calorías ingeridas diariamente. La fórmula aparentemente es muy sencilla, tratar de ingerir menor cantidad de calorías diarias de las que gasto y que esa diferencia a favor me lleve a conseguir mi objetivo: perder mis kilos de más. Al principio esto seguramente sí suceda, pero lamentablemente no es un proceso sostenible en el tiempo y paso a explicarles el por qué:

La cantidad de calorías que gastamos por día, para mantenernos vivos, es decir sin realizar actividad física, se denomina metabolismo basal. Son las calorías que el cuerpo consume para llevar a cabo las reacciones químicas que nos permiten, respirar, pensar y digerir entre muchas otras acciones.

Tomemos como ejemplo una mujer de 40 años con sobrepeso y que no realiza actividad física alguna y que tiene un metabolismo basal aproximado de 1200 calorías diarias, es decir que su cuerpo consume esa cantidad para mantener las funciones vitales diariamente. Siguiendo la fórmula anterior, si quiere adelgazar tendrá que ingerir unas 900 o 1000 calorías diarias (1200 - 900= 300 calorías a favor). Cuando esta persona comienza con la dieta, es decir a ingerir menos calorías de las que gasta, el metabolismo "se da cuenta" de que están ingresando menos calorías y en consecuencia se adapta, actúa con reservas que ya están dentro del organismo, es más eficaz y por lo tanto es menor. Es decir que el metabolismo basal de esa persona puede pasar de ser de 1200 a 900 o 1000 calorías diarias...¡Lo mismo que está ingiriendo para adelgazar!


El resultado será un estancamiento en el camino al cuerpo buscado.

¿Cuál es la solución y el complemento necesario? ¡Realizar actividad física!

El ejercicio es el complemento para un cuerpo y una vida sana. Haciendo actividad física, como caminar, trotar, ir al gimnasio, andar en bicicleta, patinar, bailar y cualquier otra que implique "mover el cuerpo" con una frecuencia de entre 40 y 60 minutos, mínimo 3 veces por semana, no sólo estaremos "quemando" más calorías, sino que ayudaremos a que el metabolismo basal este más activo por lo tanto en lugar de necesitar reducir, reducir y reducir la comida cada vez más, podemos mantener la ingesta diaria y al mismo tiempo bajar de peso.

Conclusión: la mejor manera para bajar de peso de manera saludable y prolongada es combinar una dieta equilibrada y la práctica de actividad física que más te guste!

Prof. Hernán Paganini.

www.entrenamejor.com

0 comentarios: