Todo sobre entrenamiento en un mismo lugar. Artículos, Novedades, Planes de entrenamiento. Información, Tecnología, Videos

18 feb. 2013

El boom “runner”: En cuatro años se duplicó la cantidad de gente que corre

Se impuso como un hábito saludable. La mayoría sale tres o cuatro veces por semana y prefiere la noche. Y lo hace “para sentirse bien” y como un antídoto para el insomnio, la depresión y la ansiedad.
 
¿Será un boom del estilo del padel, una explosión de atracción masiva con fecha de vencimiento? ¿O correr, ese instinto devenido deporte, acción saludable, emisor de endorfinas, trascenderá las modas y se instalará para siempre?
Por lo pronto, el “running” causa furor y suma fanáticos en todo el mundo y muchos incluso le adjudican propiedades curativas contra los males actuales de este mundo, como un antídoto contra la depresión, el insomnio y la ansiedad. En muchas de las ciudades argentinas, generalmente a la hora del atardecer, florecen corredores por los parques y las calles y, atentas al nivel de consumo y adhesión que genera, las marcas organizan cada vez más carreras. Sólo en Buenos Aires, de hecho, hubo en 2012 más de 100 competiciones en las que participaron unos 400 mil corredores, algo impensado cinco años atrás cuando todavía era una disciplina para un “ghetto”.
Un estudio al que tuvo acceso exclusivo Clarín muestra esta tendencia como nunca antes: según el relevamiento, hecho por la consultora GKF, en los últimos cuatro años se duplicó la cantidad de “runners”. La mayoría, entonces, se considera en un nivel medio y apenas el 13% de los que practican esta disciplina se dedica hace más de cuatro años. En Argentina, seis de cada 10 corredores son hombres y la mayoría (57%) son adultos de entre 31 y 45 años.
Mientras se corre, los niveles de endorfinas del cerebro (que son sustancias opioides producidas por el propio cuerpo) inhiben las alertas de dolor ante la fatiga y aumentan la producción de dopamina.
Esto hace que el ejercicio sea más placentero y ayuda a que no se quiera parar. En el libro “Por qué corremos”, de los periodistas argentinos Martín De Ambrosio y Alfredo Ves Losada, se explica que relacionado al placer también operan otros receptores cerebrales, llamados canabinoides (similares a los de la marihuana) y cuando sus niveles son escasos, hay menos ganas de andar.
Tal vez en algunas de estas explicaciones científicas esté la clave para entender por qué quienes corren además lo hacen con insistencia. El relevamiento evidencia que casi ocho de cada 10 corredores (79%) salen tres o cuatro veces por semana y que el 21% lo hace cinco o más días.
En promedio, el runner tipo corre 72 minutos por cada práctica. El mayor tiempo se dedica durante los fines de semana y son pocos los casos en los que se le dedica más de dos horas diarias. Los horarios elegidos por la mayoría de los corredores es por la noche, de 19 a 22, aunque los que lo hacen los fines de semana prefieren la mañana. Y todos sueñan con correr los maratones de Nueva York (40%), París (19%) y Buenos Aires (13%).
El médico deportólogo Jorge Franchella, director del Programa de Actividad Física y Deporte del Hospital de Clínicas, encuentra una relación natural entre el hombre y su alter ego de runner: “Caminar es la actividad más espontánea del hombre, la primera que hizo, es la que todo el mundo entrenó. Así que con un poco de habilidad eso se transforma en correr. Por lo tanto, para correr, se necesita menos destreza, aparentemente y por eso mucha gente lo practica ”. Pero además, Franchella admite los beneficios que cada corredor siente al practicar esta disciplina. “Un poco lo que está ocurriendo con correr es que, bien supervisado y bien prescripto, es decir, planeado, es beneficioso para la salud”, admite.
De hecho, un grupo de investigadores alemanes de la Universidad de Bonn, confirmó que correr genera euforia. Estudiaron a 10 corredores y los datos mostraron que las endorfinas eran producidas durante la carrera y que se unían a zonas del cerebro asociadas con las emociones en los mismos puntos que intervienen en el amor romántico o “cuando uno escucha una música que le da euforia, como el Concierto de Piano N° 3 de Rachmaninoff”, comparó Henning Boecker, investigador principal.
Por eso, según el relevamiento, encargado por Mizuno, el 77% de los consultados respondió lo mismo: que corre “para sentirse bien”. Y parece que da resultado.

fuente:http://www.clarin.com/sociedad/anos-duplico-cantidad-gente-corre_0_867513345.html

0 comentarios: